Como sacar partido a las tomas falsas de los vídeos

tomas falsas de los vídeos
+

Hasta el director de cine más profesional comete errores en la grabación, los actores se equivocan, el plano está mal, o un movimiento de cámara no sale como quería. Por eso no debemos preocuparnos por cometer fallos, todo el mundo los tiene, aunque no los veamos en el resultado final porque quedan eliminados. Sin embargo, en muchas producciones eligen colocar estratégicamente estas tomas falsas después de los créditos, pero ¿en qué beneficia esto a la producción?

Beneficios

  • Vídeo con actores

Dependiendo del tipo de vídeo que estemos realizando, puede que aparezcan personas en él, esto hará que los fallos sean más recurrentes ya que somos humanos y cometemos errores. Pero esto nos puede venir bien, aunque nos lleve quizá más horas de producción.

Por ejemplo, si estamos realizando un vídeo corporativo donde presentamos nuestra empresa, las personas que aparecerán en este serán los empleados y los propios jefes, al no tratarse de actores profesionales los errores en el guion serán más que recurrentes, pero esto lo podemos usar en nuestro favor. Después de los créditos podemos reunir algunas de las mejores tomas falsas, esto aportará humanidad a nuestro vídeo, haciéndonos más cercanos al público. Un vídeo perfecto, milimétrico y ensayado puede dar la sensación de que está demasiado preparado, por eso unas tomas falsas al final relajarán este ambiente de perfeccionismo y harán que nuestro público objetivo se quede mejor con el mensaje que queremos transmitir.

O si queremos hacer una serie de vídeos, tipo sitcom para las redes sociales donde presentamos mejor nuestro trabajo, o simplemente tenemos una idea para hacer una web serie, las tomas falsas le aportarán humor a esta. Sea o no una comedia, las tomas falsas siempre aportan humor y le quitan seriedad a todo lo que se ha visto anteriormente. Son muchas las series y películas que optan por añadir las tomas falsas para que el público ría a carcajadas.

tomas falsas de los vídeos
  • Vídeo sin actores

Pero no sólo los actores cometen fallos a la hora de grabar un vídeo. Y aunque las tomas falsas con personas son las más recurridas y las que más solemos ver, también surgen fallos en la producción dignos de mostrar al público.

Por ejemplo, quizá queremos mostrar nuestra oficina, y justo cuando estamos haciendo un plano uno de nuestros compañeros se cuela en escena sin previo aviso. O también puede ser que, al no ser profesionales, tengamos que hacer varios intentos con algunos movimientos de cámara, como puede ser un zoom. Todo esto que nos puede llegar a resultar frustrante a la hora de grabar, después al pasar por edición nos puede hacer sonreír y decir “al final lo he conseguido”. Si aprovechamos estos fallos para hacer una recopilación de tomas falsas, seguro que a aquellos que ven el vídeo les gusta, les hace reír, y, al igual que decíamos en el apartado anterior, puede humanizar nuestro vídeo y dar sensación de cercanía con el público objetivo.

Sean cuales sean nuestros objetivos a la hora de grabar un vídeo (corporativo, publicitario, ocio…) el añadir unos segundos de tomas falsas pueden mejorar notablemente los resultados. Haciendo también el vídeo más profesional, pues mostrando los fallos se demuestra todo el trabajo que hay detrás del vídeo original y eso le aportará valor extra.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *